La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica que permite remodelar áreas específicas del cuerpo mediante la eliminación de depósitos de grasa, lo que mejora la proporción e imagen del cuerpo.

 


 

A pesar de tener una buena salud y hacer un nivel razonable de ejercicio, algunas personas tienen un cuerpo desproporcionado como consecuencia de depósitos grasos localizados.

Esta falta de armonía suele ser debida a características personales, más que a la falta de control de peso o ejercicio. En ocasiones, si intentamos reducir el volumen de áreas concretas del cuerpo con una dieta o ejercicio, conseguimos un adelgazamiento de zonas que no deseamos. En estos casos, podemos recurrir a la liposucción o la lipoescultura, ampliamente extendidas.

¿Qué es la liposucción?

La cirugía de liposucción se utiliza para tratar la acumulación de grasa persistente en determinadas partes del cuerpo a través de pequeñas incisiones, poco visibles. Una liposucción consiste en eliminar la grasa excedente a través de cánulas de 2 a 4 mm de grosor introducidas a través de pequeñas incisiones de la piel.

Estas zonas incluyen:

  • Las mejillas y la barbilla.
  • Pecho.
  • Brazos, cuello y espalda.
  • Abdomen y cintura.
  • Muslos, caderas y nalgas.
  • Interior de la rodilla.
  • Piernas y tobillos.

En algunos casos, la liposucción se realiza sola. En otros, se combina con otros procedimientos de cirugía plástica.

La liposucción no es un tratamiento para la obesidad o el sobrepeso, ni sustituye el ejercicio regular y la buena alimentación. Tampoco elimina la celulitis. Las personas con depósitos de grasa en determinadas zonas del cuerpo son los mejores candidatos para este procedimiento.

¿Qué técnicas de liposucción existen?

A continuación te explicamos 3 técnicas distintas para llevar a cabo la liposucción.

  1. Vibroliposucción. En esta técnica, se extrae la grasa mediante una cánula que se mueve hacia delante y hacía atrás, de forma regular y con movimientos suaves. 
  2. Lipoaspiración Ultrasónica. Este procedimiento utiliza ondas de frecuencia muy altas para “derretir” la grasa antes de retirarla. Esta técnica ofrece menos precisión y es necesaria una mayor experiencia. 
  3. Lipoláser. Permite retirar la grasa de forma más precisa, con menos sangrado y mayor retracción cutánea. Para grandes volúmenes, es preciso asociarla a liposucción convencional.

Procedimiento de una liposucción

La primera visita

En la primera visita el doctor hace un pequeño cuestionario con preguntas como:

  • ¿Por qué quieres hacerte la cirugía de liposucción y que es lo que esperas obtener?
  • Condiciones médicas, alergias a medicamentos y tratamientos médicos, tratamientos estéticos previos (cirugías, sobre todo si hay una liposucción previa, infiltraciones, etc).

El primer paso en una liposucción abdomen o de otro tipo es el marcaje prequirúrgico. Con la ayuda de un espejo, evaluamos al paciente aquellas zonas corporales que pueden ser susceptibles de liposucción. 

Asimismo, el médico explica las diferentes técnicas de liposucción existentes y cuál es la más indicada para ti. Además, recomienda la mejor opción anestésica para tu caso: la anestesia local, sedación intravenosa o anestesia general.

Preparación para la cirugía de liposucción

Antes de la liposucción, te pediremos una serie de pruebas que incluirán pruebas de laboratorio, ECG y, en ocasiones, una radiografía de tórax.

Es importante dejar de fumar los días previos y evitar tomar medicamentos antiinflamatorios, ya que pueden aumentar el sangrado durante la intervención.

El día de la cirugía

Primero se infiltran las zonas de lipodistrofia con una solución que contiene adrenalina para reducir el sangrado. Después, se procede a la liposucción de cada zona a tratar, hasta encontrar la simetría deseada. Finalmente, se cierran las incisiones con puntos simples y se coloca una faja a medida. Al séptimo día se retiran los puntos.

La lipoescultura Barcelona habitualmente se realiza de forma ambulatoria en los quirófanos del Hospital Universitario Quirón Dexeus de Barcelona. La intervención suele durar entre 1 y 4 horas. Es importante tener un acompañante que te lleve a casa y se quede contigo durante la primera noche. 

Independientemente de que se realice mediante anestesia local o general, no suele ser necesario pasar la primera noche en el hospital. Con excepción de casos específicos en los que se trate de grandes zonas de lipodistrofia (acúmulo de grasa) que requieran la extracción de un mayor volumen en los que se recomienda ingreso durante una noche.

Recuperación de la lipoescultura

Durante el postoperatorio liposucción, deberás usar una faja compresiva al menos 1 mes. Esta faja ayuda a controlar la inflamación y facilitar la recuperación. En algunos casos, puede que tengas que usar una faja durante otro mes.

Es posible que se produzcan hematomas, inflamación y dolor en la zona tratada, los cuales suelen desaparecer en las primeras semanas. Te daremos:

  • Instrucciones específicas para cuidar la piel
  • Te recetaremos algunos medicamentos.

Los resultados se podrán apreciar cuando desaparezca la inflamación, generalmente pasados los tres meses. Es importante seguir una dieta sana y hacer ejercicio de forma regular durante el primer año. Además, es recomendable mantener tu peso estable para un correcto postoperatorio liposucción. Recomendamos caminar desde el primer día de la liposucción, pero deberemos evitar realizar ejercicio intenso durante el primer mes.

Aconsejamos esperar a las 24h para tomar una ducha. A partir de entonces se pueden retirar las gasas y ducharte con normalidad con agua no muy caliente. Justo después de la ducha deberás volver a colocarte la faja o medias compresivas.

Hay que evitar el contacto del sol por lo menos durante el primer mes en las zonas tratadas en la liposucción. Pero en las pequeñas cicatrices hay que esperar mínimo hasta el tercer mes. Mientras, es preciso utilizar protector solar extremo o mejor tapar las pequeñas cicatrices.

En cuanto a la baja laboral, varía en función de las áreas tratadas y de la cantidad de grasa extraída. Para liposucciones pequeñas puedes reincorporarte a tu trabajo en 2- 3 días. Si es una liposucción grande, recomendamos generalmente una semana de baja.

En las primeras visitas, tu cirujano plástico te explicará en detalle los riesgos asociados con la cirugía de liposucción. Es muy importante que leas los formularios de consentimiento antes de firmarlos. En pacientes saludables, los riesgos son escasos. No obstante, existen riesgos de sangrado, infección o mala cicatrización. 

Es fundamental que el procedimiento sea realizado por un cirujano plástico cualificado y experimentado en la liposucción Barcelona, para minimizar al máximo los riesgos.

Tecnologías aplicable a la liposucción

Existen varias técnicas de liposucción, que serán más o menos recomendables en cada caso. Varias de estas técnicas se basan en las tecnologías más innovadoras que no requieren cirugía, como puede ser Morpheus8 de Inmode: un tratamiento de radiofrecuencia fraccionada, mínimamente invasivo capaz de ofrecerte resultados óptimos gracias a su capacidad de remodelar la piel desde el interior. Es un tratamiento efectivo que no causa daños en la dermis y que ofrece resultados casi inmediatos. 

Otra opción es la lipoescultura con Microaire, una intervención quirúrgica segura con un sistema PAL que permite aspirar un 31% más de grasa, lo cual ofrece mejores resultados que la liposucción llevada a cabo de forma manual o tradicionl. Los resultados de la lipoescultura con Microaire son más rápidos y precisos. 

 

Preguntas frecuentes

  • ¿Dónde se realiza la intervención de liposucción?

    La intervención de liposucción se realiza en los quirófanos del Hospital Universitario Quirón Dexeus de Barcelona.

    Existen centros donde se realiza la intervención en la consulta. Aunque sea una cirugía ambulatoria y se pueda realizar con anestesia local es recomendable disponer de los medios adecuados por lo que la recomendación es realizarla SIEMPRE en el quirófano de un Hospital o Clínica.

    Si bien la liposucción es un procedimiento cotidiano, debe tener las seguridades necesarias para evitar complicaciones innecesarias.

  • ¿La liposucción tradicional es la mejor opción frente a nuevas técnicas que han aparecido?

    Lo más importante cuando se realiza un liposucción es tener experiencia y habilidad en la realización del procedimiento. Nos podemos ayudar de nuevos procedimientos, pero lo más importante es la habilidad del cirujano.

    Personalmente preferimos la liposucción láser, pero la utilizamos como un extra para mejorar la técnica habitual.

  • Tengo sobrepeso. ¿Puedo realizarme una liposucción para mejorar?

    Es importante tener claro que la liposucción no es una técnica que sirva para adelgazar, la pérdida de peso será limitada.

    Si el sobrepeso es el principal problema debes adelgazar mediante un régimen. La liposucción está indicada si tienes zonas desproporcionadas de acúmulos grasos. Es decir tanto una persona con sobrepeso como una persona delgada puede beneficiarse de una liposucción si presenta zonas con un acumulo de grasa desproporcionado.

    Aun teniendo un poco de sobrepeso puede ser que una liposucción te dé una forma más armónica sin pretender estar delgada y puedes estar muy delgada y tener unas cartucheras desproporcionadas que mejoren con la liposucción.

  • ¿Después de una liposucción puedo volver a engordar en las mismas zonas?

    No. La liposucción es un método que consigue la eliminación definitiva de células de grasa. El número de células no varía a partir de la adolescencia, de manera que si retiramos células de un área determinada, esta zona no volverá a tender a estar desproporcionada. Es difícil que vuelvan a aparecer las desproporciones. Lo que no quita la liposucción es la posibilidad de engordarte.

  • ¿Qué es la anestesia tumescente?

    Es un tipo de anestesia en la que utilizamos grandes volúmenes de suero fisiológico para vehiculizar la anestesia y que quede dormida toda la zona a tratar. La liposucción tumescente permite realizar liposucciones grandes solo con anestesia local, disminuyendo la perdida sanguínea y el dolor durante el procedimiento. Es preciso tener cuidado con esta técnica en personas mayores o con problemas cardíacos, ya que la cantidad de líquido introducido puede causar sobrecarga. También hay que tener cuidado con la cantidad de anestesia local introducida, sobre todo si se tratan áreas extensas porque la absorción de anestesia puede ser variable y causar efectos sistémicos.

  • Si engordo después de la cirugía, ¿volveré a estar igual que antes?

    No. La grasa eliminada en el quirófano desaparece definitivamente. La liposucción elimina las células grasas y deja uniformidad en las zonas tratadas.

    El resto de grasa que queda puede aumentar de tamaño si no te cuidas pero el aumento mantendrá la armonía conseguida durante el procedimiento.

  • ¿Siempre se soluciona el problema en una sola sesión?

    Depende del caso de cada paciente. Es probable que si las zonas son muy extensas, se programe en dos tiempos. El manejo de líquidos que se infiltran y se extraen con la liposucción debe ser riguroso y no debe sobrepasar un límite para así evitar complicaciones, por lo que no se puede realizar todos los casos en un solo tiempo.

    Si por lo que sea se precisa un retoque, lo ideal es esperar un año.

  • ¿Es mejor esperar a tener hijos antes de operarme?


    No. En general podemos esperar una mejor respuesta cuanto menor flacidez tengamos, y los embarazos suelen empeorar la calidad de la piel. Si nos realizamos la liposucción antes del embarazo, también es esperable que el deterioro sea menor.

  • ¿Quedan cicatrices tras una liposucción?

    Siempre que se realicen incisiones en la piel van a quedar cicatrices, aunque estas sean pequeñas y difícilmente apreciables generalmente. En cualquier caso, siempre intentamos realizar las incisiones en áreas estratégicamente escondidas.

  • ¿Es necesario algún tratamiento complementario tras una liposucción?

    A partir del tercer día post-operatorio es aconsejable realizar drenajes linfáticos. Este tipo de masaje ayuda a bajar la inflamación, así como a eliminar posibles irregularidades producidas por el proceso de cicatrización.